Llamar a Boko
© 2019 Boko.
Desarrollado por Linkin.

Mi carrito
Pedir ahora

¡Ahorra los costes de envío!
Pedir ahora

Modificar

Todo lo que tienes que saber sobre la comida asiática

1

Curiosidades

Verde, amarillo y rojo. El curry tailandés en colores.

29 de marzo del 2018

Tailandia es un país riquísimo, que desborda cultura desde mil disciplinas distintas, pero su gastronomía es sin duda una de las estrellas. La cocina tailandesa ofrece una variedad inacabable de sabores, olores y colores. Hoy hablamos de uno de sus platos más emblemáticos: el curry.

El curry es un condimento originario de la India que se extendió por todo el mundo a partir del siglo XVI, a través del comercio de la Compañía de las Indias entre Europa y sus colonias. A partir de ese momento, el curry empezó a cocinarse en distintas partes del Planeta y cada país dió con su propia versión del curry. A día de hoy, la tailandesa es una de las más conocidas y características. ¿Por qué? Más que el plato, el curry es la base. Los ingleses usaban el término para denominar a la mezcla de especies que se usaban en la India. En sus orígenes, el curry era una pasta y no un polvo y a día de hoy, esta premisa sigue viéndose en distintos países: Tailandia es uno de ellos. Por eso que su curry sea tan popular y expandido.

A la pasta de curry se le añade todo tipo de alimentos. En Boko, por ejemplo, puedes escoger entre carnes como el pollo o la ternera, langostinos o tofu. Los ingredientes de la pasta de la base serán los que determinen factores como el color o el sabor y crearán posibilidades infinitas haciendo del curry una especialidad muy diversa. Aún así: ¿cuáles son los puntos en común entre las distintas variedades de curry tailandés?

Pasta de Curry

Pastas de curry tailandés

Puntos en común

Todos los tipos de curry suelen tener una base de leche de coco. La cantidad de leche que usemos en la preparación de un curry será la que determine la densidad de este. Es importante entender que las texturas del plato en general variarán muchísimo dependiendo de cómo usemos este líquido en su base. Para los currys más ligeros, como el verde, se usa una mayor cantidad de leche con el fin de obtener un fondo más líquido. Sin embargo, para otras variedades más suculentas, como la del curry rojo, se busca una base más espesa con menos cantidad de leche de coco.

Por otro lado, generalmente hay un listado de ingredientes en común en los distintos tipos de curry. El ajo o el comino, por ejemplo, se emplean casi siempre. U otros componentes más típicos del suroeste asiático como el particular ácido de la lima Kaffir o el picante de la galanga. Es difícil dar con este tipo de alimentos en España, aunque en algunos supermercados especializados de Barcelona como el Dong Fang puedes encontrarlos a menudo. Si no, la opción más efectiva suele ser pedir estos ingredientes por Internet en portales como SavourShop.

Especias para curry

Especias para curry

El curry es picante. ¿O no?

Normalmente, cuando pensamos en curry, pensamos en picante. Sin embargo, hay algo que decir sobre eso. Las bases de curry son naturalmente picantes porque usan especias e ingredientes que añaden esta sensación. Pero eso no significa que no podamos graduar la intensidad del picor. La mayoría de restaurantes tailandeses ofrecen sus variedades de curry en cuatro niveles distintos de especias:

Mai Phet – sin picante
Phet Nit Noi – un poco picante
Phet Mach – picante
Phet Mach Mach – muy picante. Únicamente apto para paladares acostumbrados.

Como en Occidente no solemos usar estas nomenclaturas, en Boko te explicamos cómo de picantes son los distintos currys que tenemos en la carta. Así que ya no puedes usar más la frase “no me gusta el curry porque no aguanto el picante”.

Si bien Tailandia es uno de los países más famosos por su curry, sus variedades de este plato más populares son las que se identifican por su color. Hay tres en total: el curry verde, el rojo y el amarillo. ¿Preparado para conocerlos a los tres?

Curry Verde (Gaeng Keowwan)

Curry verde

Curry verde

Su color se debe a los chiles picantes verdes típicos de Tailandia. Y, sobre todo, a las berenjenas tailandesas o guisantes: las de Nong Ta Klong. Una especie de baya grande, de forma redondeada. Aunque en Tailandia son muy habituales, cuesta encontrarlas en otras partes del mundo. Los ingredientes de este curry no tiñen especialmente y la intensidad del verde en el plato es muy baja: es de un tono más bien blanquecino, a causa de la leche de coco.
A esta variedad de curry se le suele añadir carne más bien suave y blanca, como el pollo. También es muy habitual hacer su versión vegetariana, únicamente con verduras. Te dejamos con una versión del cocinero inglés Jamie Oliver: sencilla y perfecta para probar la esencia Thai y sorprender a tu amigo no-carnívoro.

Curry Amarillo (Gaeng Karee)

Curry amarillo Boko

Curry amarillo Boko

Uno de los más habituales y el que más nos acerca al curry indio. Nosotros lo hacemos suave, acompañado con arroz. La suavidad la logramos, sobre todo, porque la base la cocinamos con Dashi: un caldo de pescado usado habitualmente en la gastronomía japonesa. Pero sin renunciar a un punto picante y muy sabroso, que da una vida única al plato y que se consigue con el uso de ingredientes como la cebolla, el jengibre o el cilantro.

Además, este tipo de curry destaca por su sabor cítrico. Se usan hojas de lima o Lemongrass, un género de planta originario de las regiones cálidas y tropicales de Asia. Si no estás familiarizado con el sabor de los currys tailandeses, no hay mejor manera de introducirse que con este. Sus ingredientes son lo más parecido a la gama de sabores al que está habituado el paladar occidental. Igual que el verde, este tipo de curry funciona genial con pollo y verduras. También funciona con camarones y algunos pescados. En Boko, además de con pollo o ternera, lo servimos también con tofu o con langostinos ofreciendo múltiples combinaciones de sabor para todos los gustos.

Como es uno de los más populares, la pasta de curry amarillo es una de las más fáciles de encontrar en las tiendas. En Barcelona sigue habiendo pocos sitios que vendan estas especialidades de la cocina tailandesa, pero existen. Uno de los preferidos de los fanáticos de la comida asiática es el Oriental Market. En sus pasillos, así como en la carta de su página web, puedes comprar distintas marcas de pasta de curry amarillo. Manos a la obra: a encender los fogones.

Curry Rojo (Gaeng Dang)

Curry Rojo

Curry Rojo

Profundo y muy, muy sabroso. Seguramente, el menos suave. ¿Qué lo hace rojo? El color de los chiles secos tailandeses. Y por ello que sea uno de los que se puede hacer una versión más picante. Si te atreves, pídete el Phet Mach o el Phet Mach Mach de este curry. Existe una teoría sobre las carnes que casan con cada tipo de curry: a más oscuro el curry, más fuerte la carne. Por eso que el curry rojo sea excelente para carnes más duras como el cerdo o el vacuno.

Además de los chiles, entre sus ingredientes habituales está el cilantro: en semilla y raíz. A diferencia de los otros dos currys que hemos comentado, el rojo es menos espeso por fuerte que sea su sabor. Es el favorito de muchos y se ha detectado casos de gente que se ha vuelto incluso adicta a este plato. En Boko lo tenemos: en versión vegetariana o con carnes distintas.

Hay otros tipos de curry tailandés muy famosos. Por ejemplo el Massaman, que suele hacerse con pato. O también el Curry Jungle: una variedad que se cocina con agua y no leche de coco. El curry acaba por ser una decisión personal e intransferible: encontrar el que más te guste. Pero para eso, habrá que probarlos todos, ¿no? ¿Por cuál quieres empezar? ¿Cuál te falta por probar? ¡En Boko tienes muchas variedades para escoger!

Ir a Curry

Comentarios

Info. básica protección de datos + -

Responsable: Asian Gourmets, S.L.

Finalidad: Dar respuesta y gestionar la petición/sugerencia/duda planteada por el interesado.

Legitimación: Consentimiento del interesado

Destinatarios: No cedemos los datos a otras empresas.

Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos así como otros derechos, como se explica en la información adicional

Información adicional: Política de privacidad